fracasar mejor, sonríe Samuel Beckett

“Es ahora tu oficio/ todo lo que se hunde,/ y tus bienes/ todo lo que se hunde,/ y tu familia y tu ascendencia/ todo lo que se hunde,/ y la amistad del cielo/todo lo que se hunde,/ y el bienestar inteligente/ todo lo que se hunde,/ y el camino/ todo lo que se hunde,/ y la belleza y la misericordia/ todo lo que se hunde,/ y el objeto conocido/ todo lo que se hunde,/ y la serenidad, el llanto, el entusiasmo/ todo lo que se hunde,/ y las fórmulas comprendidas/ todo lo que se hunde,/ y los placeres de antes, de ahora,/ todo lo que se hunde,/ y la conmoción/ todo lo que se hunde,/ y las acciones productivas/ todo lo que se hunde,/ y la velocidad del vuelo/ todo lo que se hunde,/ y aquella estrella original/ todo lo que se  hunde,/ y el bien pronunciado/ todo lo que se hunde,/ y la ilusión dichosa/ todo lo que se hunde,/ y los merecimientos/ todo lo que se hunde,/ y el todo simultáneo/ todo lo que se hunde en esta suma.”

Javier Arnaldo, Nosotros, Árdora, Madrid 2011, p. 18-19.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: