buen 2012 –dentro de lo que cabe

La “erótica del poder”, según una conversación en la mesa de al lado en el Café Comercial (uno de los contertulios cuenta a los demás lo que le transmitió un conocido suyo, en tiempos Secretario de Estado): lo verdaderamente irresistible, dicen quienes saben, es que todo el mundo se aparte ante ti cuando vas dentro del coche oficial.

Conclusión para mis adentros: sustituir los coches oficiales por bicicletas oficiales (aunque prescindan del chófer ¡les permitiremos que lleven una banderita!), cambio por lo demás obligado en la era del calentamiento climático global, posibilitaría un verdadero salto cualitativo en la democratización de nuestras sociedades.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: