milagros (en sentido laico)

No veré el final del capitalismo y la construcción del socialismo.

Veré el derrumbe del capitalismo y la destrucción del mundo –salvo que ocurra un milagro.

El capitalismo no sólo destruye el mundo: va destruyendo, al mismo tiempo, las vías alternativas que podrían sacarnos del atolladero. El siglo XXI será terminal. La violencia y destrucción que viene es inimaginable. Lo que resta es resistir, hasta donde sea posible –por decencia personal y por solidaridad con nuestros muertos.

No dejo de esperar un milagro.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: