higiene léxica

A los destructores del mundo no vamos a llamarles conservadores, ¿verdad? Sería un enorme contrasentido…

Pero a quienes nos meten en callejones sin salida y acaban por hacernos retroceder a tiempos aciagos tampoco podemos llamarles progresistas, ¿no crees? (Y eso sin mencionar que el progreso ya no es lo que era…)

Hablamos de familias disfuncionales, de individuos disfuncionales, de actitudes disfuncionales… Pero lo que tenemos es una industria disfuncional, una agricultura disfuncional, una banca disfuncional, una política disfuncional, religiones e ideologías disfuncionales… Lo asombroso es que, con semejante trasfondo, topemos de vez en cuando con personas no disfuncionales.

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: